Mascarillas de chocolate caseras

¡Mascarillas de chocolate caseras!

El chocolate es el placer culpable de muchas personas, quienes intentan restringir su consumo para evitar ingerir demasiada azúcar, grasa y/o calorías. Sin embargo, el chocolate posee increíbles beneficios para la salud de nuestra piel – y también para la salud general – cuando es consumido de manera moderada y dentro de una dieta equilibrada. A su vez, el chocolate puede aportar grandes beneficios al ser incorporado como ingrediente en tratamientos cosméticos y de belleza, como por ejemplo, en mascarillas caseras.

El chocolate que se sugiere consumir es el chocolate amargo o alto en cacao. Se sugiere escoger siempre los que contienen un 70% de cacao como mínimo (a mayor porcentaje, mejor), para poder disfrutar de todas sus propiedades.

A continuación, revisaremos algunas recetas de mascarillas caseras, para que puedas disfrutar de todos sus beneficios de una manera simple, rápida y económica. Pero antes cabe preguntarse…

¿Cuáles son los beneficios del chocolate amargo en los tratamientos cosméticos?

Beneficios del chocolate amargo:

– El chocolate posee propiedades hidratantes, lo que permite lucir una piel más suave y saludable.

– Ayuda a combatir la inflamación de la piel, por lo que es muy recomendado cuando la dermis (capa superficial de la piel) presenta algún tipo de irritación, como por ejemplo, en los casos de acné.

– Permite combatir el envejecimiento prematuro, gracias a su gran aporte de antioxidantes, dándole a la piel una apariencia tersa y rejuvenecida.

– Cuando se aplica en el rostro, ayuda a suavizar las arrugas y, en el resto del cuerpo, ayuda a suavizar la presencia de marcas.

– Beneficia la circulación del rostro y del cuerpo en general, por lo que es utilizada frecuentemente en tratamientos contra la celulitis.

– Tiene propiedades exfoliantes.

Mascarilla de chocolate N° 1:

Para realizar esta mascarilla necesitarás:

  • Media tableta de chocolate amargo. Mientras mayor porcentaje de cacao tenga, mejor. Si es posible, utiliza chocolate puro, 100% cacao. Si no lo encuentras, puedes usar alguno de 70% de cacao hacia arriba.
  • Una cucharada de aceite de almendras o, en su defecto, aceite de oliva.

Pon ambos ingredientes en un bol y calienta en el microondas hasta que el chocolate se funda. Luego, revuelve a medida que se va enfriando la mezcla. Cuando ya esté a una temperatura agradable al tacto, puedes aplicarla sobre la tu piel.

Puedes utilizar esta mascarilla tanto en el rostro como en el resto de tu cuerpo. Déjala reposar durante un mínimo de 20 minutos antes de retirar.

Si deseas aplicarla en tus piernas, para utilizarla como tratamiento contra la celulitis, lo ideal es que envuelvas tus muslos con papel de cocina transparente o que te tapes con una toalla, para que se produzca calor y penetre mejor el chocolate en tu piel.

Chocolate en piernas

Mascarilla de cacao N° 2:

cacao

Para realizar esta mascarilla, no utilizaremos chocolate en barra, sino cacao amargo en polvo. Puedes encontrarlo en todas las grandes cadenas de supermercados, por lo que es de fácil acceso y también muy económico.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de cacao amargo en polvo
  • Crema de leche (cantidad a gusto, dependiendo de cuánta mascarilla necesites. Si usas mucha crema de leche, aumenta un poco la cantidad de cacao amargo)

Debes mezclar el cacao con la crema de leche, hasta formar una pasta homogénea. Luego, aplícala sobre tu piel (rostro y/o cuerpo) y déjala actuar durante 20 minutos. Finalmente, enjuaga con agua tibia.

Mascarilla de chocolate N° 3:

Mascarilla de chocolate

Para esta mascarilla necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 cucharadita de cacao amargo en polvo o media tableta de chocolate amargo previamente derretido en el microondas
  • 1 cucharada de yogurt natural
  • 1 cucharadita de miel de abejas

Debes mezclar los tres ingredientes en un bol. En el caso de utilizar cacao en polvo, puede resultar difícil mezclar los ingredientes, por lo que debes tener algo de paciencia. Si te cuesta mucho, agrega un poco más de yogurt. Mezcla los ingredientes hasta que obtengas una pasta de apariencia homogénea. Luego, aplícala sobre tu rostro y/o cuerpo y déjala actuar durante un mínimo de 20 minutos. Finalmente, retira la mascarilla con abundante agua tibia y aplica sobre tu piel una crema hidratante.

¡Anímate a probar alguna de estas mascarillas y descubre los beneficios del chocolate!

Vuelvete Adicto